Puntos de Vista… Por: Carlos Noé Cota

Clases pudientes, limitadas de poder. Los tiempos del valemadrismo y las transas en lo obscuro del poder, están quedando atrás. En la actualidad,  con la tecnología imperante, no se pueden ocultar,  menos cuando no hay garantía de triunfo en los procesos electorales por venir. El Estado, ahora con el gobierno del presidente LÓPEZ OBRADOR, vendrá a ser el verdadero motor del desarrollo social y a él se están sumando gobernadores, legisladores, alcaldes y también algunos empresarios que buscan el cobijo del poder.

En el Estado volvería a encarnarse la nación como si fuera fotocopia de los estilos de gobernar del presidente CARDENAS; donde el pueblo, los desheredados, las clases bajas, la antigua masa de los inconscientes, se integraban en un gobierno que reconocía a todos los grupos sociales por igual; las clases pudientes no desaparecían como tales, simplemente se les limitaba en su poder o se les reducía a la impotencia para evitar que en el futuro volvieran a convertirse en fuente de desequilibrios sociales o en obstáculos para  que el Estado desarrollara sus funciones.

La conciliación, empero, no debe ser un mero propósito político, un simple llamado a la conciencia de hombres y mujeres, sino que debe convertirse en un mecanismo de organización social firmemente asentado en el poder del Estado, que permita cambiar lo que está mal y dejar lo que está bien, fortaleciendo el sistema de gobierno representativo, democrático y federal.  La conducción política de los nuevos tiempos obliga a avanzar  hacia formas de equilibrio que otorguen a cada uno de los poderes verdadera autonomía y no  simulación. El presidente abre muchos frentes y  está obligado a cerrarlos sin convulsionar o dividir al país.

México  padece graves problemas que se han solapado. Existe también  un problema humano que se tiene que atender y resolver si se quiere avanzar; las áreas tradicionales de la moral, el ámbito del individuo y de la familia. El mundo moderno y sus principales ideologías  han sido  disolventes de la armonía del hombre, se han desligado los comportamientos políticos, económicos y en muchos casos sociales y culturales. Superando la conducta del hombre público de las consideraciones morales, donde se roba impunemente y se admira al hombre prospero en lo  económico, así como a quien goza de grandes fortunas sin que importe el origen. Las experiencias vividas por el pueblo mexicano  deben servir como alto grado de conciencia, que permita delinear un nuevo modelo de sociedad, en sentido realista, de tolerancia y de convivencia social.

El programa social implementado por el gobierno que preside el presidente LÓPEZ OBRADOR,  revoluciona al país y por consiguiente a Sinaloa: Sacudió Guarderías Infantiles, donde muchos aplauden la medida de otorgar directamente los apoyos a los padres de familia, mientras que otros sienten perder privilegios ante medidas radicales que pegan por todos los flancos. INFONAVIT no fue la excepción y también es reprobado por el nuevo gobierno al señalar a esta institución creada en el año de 1972 como insensible y corrupta, sin ningún  sentido social al estar convertida en empresa de bienes raíces. Un INFONAVIT que su actual director CARLOS MARTINEZ VELAZQUEZ, se comprometió a limpiar de corrupción y regresarlo a sus orígenes. Ojala así sea por el bien de todos.

Los gobiernos que ha tenido el país en los últimos años, sin duda han sido de muy bajo octanaje al dejar un país convertido casi en un infierno de corrupción, fosas clandestinas, impunidad y violencia. Pero también tantos hechos negativos señalados por la actual administración federal, en tan breve tiempo de gobierno, es como querer introducir en la mente ciudadana resultados espantosos cuando también hay cosas buenas que se pueden resaltar.

El México de hoy tiene que definir el rumbo que marcará su futuro durante los próximos seis años de gobierno del presidente AMLO: el de seguir un discurso a veces mediático y de confrontación, el de justicia sin impunidad o el del borrón y cuenta nueva.

Nuestro país vivió un movimiento armado, “la Revolución Mexicana”, misma que se definió a sí misma como democrática. La coalición de fuerzas sociales que la apoyaron se amalgamó en torno al lema “Sufragio efectivo, no reelección”. Sus demandas originales fueron el restablecimiento del orden constitucional y la vuelta de la justicia. Fue un movimiento opuesto a la dictadura, al latifundismo, al militarismo, a la arbitrariedad y a la injusticia. Su triunfo quedó sellado en la constitución que rige desde el 5 de febrero de 1917. Una constitución que también está en el  ojo  y atención del presidente ¿Qué sigue?

LA LUCHA DE LOS AGRICULTORES. Los organismos productivos de Sinaloa tratan de romper con las barreras que los atan a un inmovilismo improductivo, ante medidas económicas que le pegan a la productividad como es la  inflación, incremento en los insumos como el diésel, gasolina, agroquímicos, semillas y fertilizantes. Pero también afecta la política para el campo que está poniendo en marcha el actual gobierno, al marginarlos de mejores apoyos presupuestales.

Si se origina un desplome agrícola en Sinaloa y sumamos a ello  los bajos precios de los productos del campo, esto puede generar un gran impacto en el comercio y los servicios del centro y norte de la entidad, lo que a su vez puede generar desempleo y delincuencia. Una cadena que termina en crisis total. La reacción de los agricultores va encaminada a reactivar el campo, pero van cuesta arriba, muy a pesar de la buena relación existente con los actuales Secretarios de Agricultura Federal y Estatal: VICTOR VILLALOBOS ARAMBULA y MANUEL TARRIBA URTUZUASTEGUI y el coordinador de delegaciones RAMÓN OSUNA QUEVEDO.

La Asociación de Agricultores Del Rio Fuerte Sur (AARFS) tiene elecciones el próximo 23 de febrero, para renovar su actual dirigencia. Dos planillas registradas, dos corrientes políticas provenientes del sector agrícola: MARTE VEGA ROMÁN y AGUSTIN PEÑA, ambos considerados como hombres de gran experiencia y amor al campo. Cualquiera de ellos que resulte ganador, tendrá que ser factor de unidad y de mucha gestión para conjugar esfuerzos con organismos comerciales, industriales y de gobierno, para hacer un frente común y lograr una mejor calidad de vida para este sector.

REVOLTURA POLÍTICA. La dificultades se deben superar   con optimismo, mirando hacia adelante y con mucha seguridad, tal  como lo hace la SRA. ROSY FUENTES DE ORDAZ,  quien a dos años de gobierno de su esposo QUIRINO ORDAZ COPPEL, aporta un gran puño de arena en la transformación de un  Estado como el nuestro, buscando  recomponer el tejido  social, siendo más humanos, más dignos y más solidarios. Bien por los resultados obtenidos en dos años de gran responsabilidad Social. Honor a quien honor merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *